Grietas en el pecho provocadas por la lactancia

  1. Lave el pezón tras la lactancia.

  2. Aplique sobre el pezón y la almohadilla una fina capa de HemaGel.

  3. Cubra el pezón con la almohadilla tal y como hace habitualmente.

  4. Antes de volver a amamantar al bebé, lave bien el pezón. HemaGel no es perjudicial para el bebé, pero tiene un sabor amargo, por eso es necesario lavar bien el pezón para que el sabor no haga que el niño rechace el pecho.

Envase recomendado: HemaGel 5g