Heridas postoperatorias, cicatrices

  1. Lave la herida postoperatoria.

  2. Aplique sobre la herida una fina película que sobresalga ligeramente sobre la piel sana.

  3. Cubra la herida con una gasa de parafina (por ejemplo Atrauman) en caso de necesidad, por ejemplo con excoriaciones de mayor tamaño por caídas de la bicicleta o patinando, y a continuación fíjela con una gasa cuadrada o un vendaje y tirita. Si fuera posible cubra las cicatrices pequeñas tras la aplicación del gel con una tirita provista de almohadilla o con película Dermofoil.

  4. En las heridas pequeñas, como por ejemplo en la cara o en lugares donde no existe el riesgo de eliminar el HemaGel por roces, aplique HemaGel tras limpiar la herida y deje la herida descubierta.

  5. Renueve los vendajes en función de la piel herida, al principio cada 24 horas, posteriormente prolongue este intervalo según el estado de curación de la herida.

Envase recomendado: HemaGel ESTETIC