Utilización

Utilización ¿Por qué es HemaGel el producto adecuado para la curación de heridas?

  • Acelera hasta un 50% la curación de las heridas.
  • Gracias a su estructura, no penetra en el organismo, así que es adecuado para:
    • todas las categorías de edad,
    • niños desde el mes 0 de vida,
    • mujeres embarazadas y en período de lactancia,
    • pacientes que toman otros medicamentos.
  • Evita la entrada de infecciones en la herida.
  • Reduce el dolor de la herida tras la aplicación.
  • Aplicación cómoda y sencilla.
  • Requiere un reducido número de vendajes (hasta una vez cada tres días).
  • Gracias a HemaGel el vendaje no se seca y queda pegado a la herida, con lo que la acción del vendaje es indolora.
  • Ahorra costes derivados del tratamiento.
Hemagel apotex

Principios generales de uso correcto de HemaGel

  1. leg
    Limpiar la herida con agua corriente (si hay restos de HemaGel, eliminarlos suavemente). Secar la herida o dejarla secar.
  2. leg
    Aplicar sobre la herida una fina capa de HemaGel, aprox. 1-2 mm, de forma que sobresalga ligeramente sobre la piel sana.
  3. leg
    1. Si la herida se encuentra en un lugar donde no hay peligro de que HemaGel pueda quitarse debido a roces, no es necesario cubrir la herida con una tirita o una venda.
    2. Si la herida se encuentra en un lugar donde existe el riesgo de que HemaGel pueda quitarse debido a roces, cubriremos HemaGel con un apósito no absorbente como, por ejemplo, gasa de parafina (marca Atrauman). A continuación, cubrimos la gasa de parafina con una gasa cuadrada o una venda ("segunda cobertura").
  4. leg
    Puede utilizar como posibilidad alternativa de apósito no absorbente una PELÍCULA TRANSPIRABLE
    (marca Dermafoil)